La masturbación entre millennials

Cuando uno pasa tiempo conociendo su propio cuerpo y se concentras únicamente en su propio placer, es más fácil entender lo que le gusta y lo que no le gusta, así como lo que le llevará al orgasmo. Y, por supuesto, saber cómo terminar es crucial para ayudar a su pareja a descubrir cómo hacer que uno se sienta bien.

“Pon el cerebro a tono con la masturbación y tu cuerpo lo agradecerá”, dice Alicia Borges, Doctora en Sexualidad Humana y presentadora del podcast Sexo con Alicia. “Recuerda que la excitación comienza en tu cabeza y se extiende hacia abajo. Si tu mente es buena y está encendida, no pasará mucho tiempo hasta que el resto de tu cuerpo haga lo mismo. Para tener ese gran cerebro sexy a bordo, empieza a explorar tus fantasías y a encontrar nuevos desencadenantes mentales que puedan alimentar tus sesiones de auto-amor”.

Según la encuesta sobre el Sexo del Milenio, la masturbación esté creciendo en popularidad entre los millennials. Cuando se les preguntó si se complacen a sí mismos, el 90% respondió que sí, lo cual es un cinco por ciento más que el año pasado. Si eres uno de los pocos millennials que no se ha masturbado (lo que ellos conocen como pajas), está bien, es la forma en que conduces tu vida sexual, tu decisión. Pero creo que es crucial que la gente esté al menos equipada con el conocimiento de que explorar el cuerpo a través de la masturbación tiene beneficios reales: es una gran manera de aumentar el placer propio y hacer que el sexo en pareja sea más caliente (algo que los millennials están de acuerdo).

Si tienes curiosidad, aquí tienes otras estadísticas sobre los hábitos de masturbación “milenaria” que te harán decir ¡JODER! o tal vez sólo te hagna bostezar.

Los millennials se masturban tanto como quieren

¿Por qué limitarse a un orgasmo con cada la luna llena cuando uno puede masturbarse tanto como quiera? La encuesta encontró que el 25% de los millennials se masturban varias veces a la semana, lo que demuestra que el amor no tiene límites. Además de lo anterior, la encuesta refleja que la generación milenial conoce de primera mano prácticas —léase cunilingus o squirting— que otras desconocían por completo.

Y según otra encuesta realizada en 2016 a más de mil españoles, los millennials tienden a masturbarse 15 veces al mes, lo que era más frecuente que los de generaciones anteriores.

Los millennials se masturban para mejorar sus juegos sexuales

La misma encuesta también encontró que el 18% de los millennials dijeron que se masturban con la intención de mejorar el sexo. Complacerte a ti mismo puede darte una pista de tus zonas erógenas ocultas o de fantasías sin explotar.

La masturbación está ayudando a los millennials a cerrar la brecha del orgasmo

La brecha del orgasmo se refiere a la disparidad entre la frecuencia del orgasmo de los hombres heterosexuales durante el sexo en comparación con las mujeres heterosexuales. La brecha del orgasmo está causada por una serie de factores, pero la falta de educación sobre el cuerpo femenino y el placer femenino es el primero de la lista. ¿Las buenas noticias? Según la encuesta los millennials estaban cerrando lenta pero seguramente la brecha del orgasmo: casi el 90% por ciento de las mujeres encuestadas dijeron que logran el clímax. Puede que esto no se deba totalmente al amor de millennials por la masturbación, pero aprender lo que te excita es definitivamente una forma de ayudar a cerrar la brecha del orgasmo.

No todos los millennials se sienten cómodos hablando de la masturbación

¿Otra cosa que impide tu placer? Sentir que es tabú hablar de tus propios placeres y deseos, incluso con tu pareja. La encuesta encontró que el 40% de los millennials habían mentido sobre sus hábitos de masturbación durante su vida. Sin embargo, la edad de 22 años fue cuando los encuestados dijeron que se sentían más cómodos discutiendo sobre la masturbación. ¿El resultado final? Debes sentirte lo suficientemente seguro de tu sexualidad como para hablar de tu propio placer, porque no hay nada de qué avergonzarse.

Los millennials utilizan la tecnología para masturbarse

No, no me refiero a usar la tecnología como ver porno gratis en internet (que eso también está bien, por supuesto). La encuesta encontró que un cuarto de los millennials habían usado Skype o una plataforma similar para masturbarse virtualmente con un amante.

En última instancia, no importa cómo te guste masturbarte o cuán similares sean tus hábitos a los de otros millennials. El objetivo de la masturbación es hacer lo que te hace sentir bien, condenar las opiniones ajenas. Así que, ¡dedica tiempo a concentrarte en tu propio placer y comprueba si mejora tu vida sexual!